Eventos Nacionales

Informe de Sociedad Civil

Martin Krause

La Fundación Libertad consciente de la problemática que aqueja a la sociedad en torno a la salud humana, desea promover las mejores prácticas para el impulso de la investigación y desarrollo de productos beneficiosos para la salud humana, así como promover la protección a la propiedad intelectual de éstos. Por ellos el día miércoles 20 de Diciembre de 2006 se presentó el Informe de Sociedad Civil sobre Propiedad Intelectual, Innovación y Salud. Este informe fue presentado por el reconocido Economista argentino Martín Krause, quien actualmente  es Rector del Instituto ESEADE en Argentina y quien  participó en la elaboración de dicho estudio en conjunto con otras organizaciones.
 
Como señala el Informe de la Sociedad Civil sobre Propiedad Intelectual, Innovación y Salud, algunos países no han aprovechado el potencial de los medicamentos modernos por causa de fallas en sus propias políticas.  Además, la escasa protección a la propiedad intelectual, desestimula de manera seria la investigación en enfermedades, ya que dificulta la generación de ingresos para cubrir los costos de innovación. Por lo anterior, es necesario desarrollar mejores políticas que permitan diseñar un esquema de innovación y progreso en el sector salud, con una alianza estratégica entre el sector público y privado, las cuales han demostrado ser más rápidas y eficaces.
 
 
La crítica de la sociedad civil al informe del CIPIH,  se basan en que se evitó el discutir temas importantes como la efectividad de las instituciones y las estructuras de gobierno, los cuales afectan el acceso barato a las medicinas y los incentivos para desarrollarlas. De hecho la visión del CIPIH parece parcializada a favor de una intervención planificadora del Estado.  Por esta razón la coalición de organizaciones de la sociedad civil de la cual la Fundación Libertad forma parte hizo las siguientes observaciones.
 

  1. El 45 % de la carga de morbilidad en los países en vías de desarrollo se debe a las enfermedades de la pobreza, como enfermedades diarreicas, malaria, malnutrición, y las enfermedades crónicas.
  2. Estas enfermedades pueden prevenirse con técnicas y tratamientos ya existentes.
  3. Existe una creciente convergencia entre las enfermedades de los países ricos y los pobres. Las enfermedades cardíacas, y el cáncer por ejemplo.
  4. La creación de alianzas entre el sector público y privado ha aumentado las actividades de investigación para combatir las enfermedades relacionadas con la pobreza siendo los avances más importantes en el área de la farmacología.
  5. Los costos de comercio y los problemas de organización estatal continúan afectando el desarrollo y comercialización de los medicamentos.

 
Las barreras de acceso generalmente creadas por la propia normativa estatal que evita que los habitantes de los países en desarrollo  aprovechen las ventajas de los nuevos medicamentos, tales como los mecanismos de registro e inspección, los aranceles e impuestos excesivos para los medicamentos, las intenciones de aplicar equivocadamente el paradigma del software de fuente abierta a los medicamentos, ignorando los elevados niveles de capital y trabajo necesarios para realizar las pruebas médicas de los medicamentos y desincentivando la inversión en la investigación, las propuestas  que buscan restringir la concesión de patentes a las drogas desarrolladas por innovación por incremento son malas por la razón anterior.
 
Las alianzas entre el sector público y privado son vitales para dirigir la investigación hacia las enfermedades relacionadas con la pobreza. Para que estas funcionen bien el estado debe evitar tratar de recrear o "ayudar" los mecanismos de mercado que hacen esta colaboración eficaz. Ojo,  el tratar de similar estos mecanismos en realidad puede traer desviaciones de recursos hacia áreas menos productivas. O hacia medicamentos menos efectivos o más costosos.
 
Las agrupaciones de la sociedad civil recomiendan la eliminación de barreras regulatorias que dificultan el acceso de los pobres a medicamentos esenciales, la mejora del entorno institucional para generar mayor riqueza y permitir que los sistemas de salud sean autosostenibles, la creación de políticas fiscales que alienten las alianzas entre el sector público y el privado, el mejorar los procesos de registro de patentes y de registro de medicamentos, incluyendo la posibilidad de crear sistemas de incentivos,  registros regionales en lugar de los actuales registros nacionales de patentes y licencias de uso de medicamentos,  o de  dar el concesión todo el proceso de registro de patentes, inspección de laboratorios y pruebas médicas a contratistas privados con supervisión estatal. El mejorar la eficacia de las agencias relacionadas con la regulación del tema de medicamentos ayudaría a que las empresas farmacéuticas puedan poner medicamentos seguros y efectivos a bajos costos para los pobres.

  Bookmark and Share

ARTICULOS

Artículos recientes

Llegaron los SiSiS

Por: Adonis Sequeira


El alto costo de la negligencia

Por: Bryan Brennan Arrieta


Hacer robando o robar haciendo

Por: Roberto Brenes P.