Noticias y otras Publicaciones

CÓMO EL PROTECCIONISMO ECONÓMICO SOCAVA EL ACCESO A MEDICAMENTOS DE CALIDAD


Nuevo informe indica que la producción de drogas locales sustentada por donaciones perjudica a los pacientes

Londres.  A pesar de su encomiable objetivo de lograr acceso y calidad en los medicamentos de los países más pobres, la comunidad internacional liderada por agencias tales como el Banco Mundial deberían ser más cautas en su promoción de la producción local de drogas, de acuerdo a un informe desarrollado por la “Campaign for Fighting Disease” (Campaña del Combate a las Enfermedades).

Cuando existe un auténtico respaldo en la demanda del mercado, los costos de producción local pueden disminuir, acrecentar las destrezas locales y deducir la dependencia en los suplidores foráneos. Pero las instituciones donantes intentan desafiar esta ley natural o básica de la economía al tratar de fomentar la producción local en mercados inapropiados. Esto no sólo aumenta el costo de los medicamentos, sino que constituye un verdadero riesgo a la salud del paciente.  El apoyo de las instituciones donantes en la producción de drogas local conlleva a la:

  • Baja calidad de las drogas: El sustentar la producción local de medicamentos o drogas en países en vías de desarrollo sin antes mejorar las normas y los mecanismos de aplicación de las mismas, aumenta la cuantía de drogas de calidad inferior en el mercado. Las drogas de baja calidad pueden producir resistencia a las mismas y conlleva al uso de drogas más costosas y aumenta el riesgo de fracasos clínicos.  No obstante, el Global Fund continúa con el financiamiento a empresas que producen drogas y que no cumplen con los estándares internacionales.
  • Costos más elevados e ineficiencias: Los países en vías de desarrollo (o los donantes) inicialmente pagan por el establecimiento de la industria, luego subsidian la producción y finalmente compran el producto final. Pero puede ser más económica la importación de los medicamentos desde el sitio en que los producen eficientemente.  Análisis realizados por el US National Academies of Science (La Academia Nacional de las  Ciencias de los EE.UU.) han concluido que costaría 15% más el cultivo y producción de las plantas de artemisia (un ingrediente activo para muchas drogas para la malaria) que su importación directa. Los subsidios sustentados por donaciones de Advanced Bio-Extracts de Kenya hasta el momento sólo ha entregado 10.3 toneladas de artemisia, lo cual queda muy por debajo de su pronóstico de producción de 25 toneladas, y esto a pesar de haber recibido $25 millones en fondos de parte de varios donantes.
  • La corrupción: A fin de proteger ineficaces industrias locales, los gobiernos imponen elevados aranceles a las drogas importadas y subsidian a los productores locales o ambas cosas. Las tarifas y subsidios proveen a malos políticos con una conveniente vía para las coimas y la corrupción, particularmente en países con gobiernos que no han sido elegidos de forma democrática, lo cual les permite una práctica clientelista y no la práctica de la eficiencia.

El autor del informe, Roger Bate, dijo: “Aunque la producción local de drogas puede ser beneficiosa en algunas circunstancias, la manipulación del mercado es búsqueda de problemas, particularmente cuando muchos países africanos carecen de una capacidad legislativa y técnica adecuada para la elaboración de drogas de calidad. Los donantes deberían suspender el despilfarro de fondos públicos y poner en riesgo la salud de los pacientes con estos esquemas faltos de base económica.”


La Producción en Países en Vías de Desarrollo: Local Pharmaceutical Production in Developing Countries (Cómo el proteccionismo económico socava el acceso a los medicamentos de calidad), por el Dr. Roger Bate, publicado el 4 de febrero de 2008 por la Campaign for Fighting Disease (La Campaña para el Combate a las enfermedades).

“Campaign for Fighting Disease” es una coalición internacional dedicada a la promoción con un enfoque pragmático y costo-efectivo del combate de las enfermedades en los países en vías de desarrollo.

En Panamá este estudio es apoyado por la Fundación Libertad y por el “International Policy Network”.


Estudio (documento pdf para bajar)

  Bookmark and Share

ARTICULOS

Artículos recientes

Llegaron los SiSiS

Por: Adonis Sequeira


El alto costo de la negligencia

Por: Bryan Brennan Arrieta


Hacer robando o robar haciendo

Por: Roberto Brenes P.