Noticias y otras Publicaciones

 

AMÉRICA LATINA: FRENTE A LA CRISIS,
LA OPORTUNIDAD DEL CAMBIO

Declaración de Panamá de la Red Liberal de América Latina (RELIAL)

Los latinoamericanos experimentamos hoy un momento muy difícil por la situación financiera internacional. Pero también vivimos un momento de enormes posibilidades.

Frente a las graves consecuencias económicas, algunas voces demandan a los gobiernos latinoamericanos dejar atrás la economía de mercado. Se pretende olvidar que la economía de mercado es la que mayor bienestar y prosperidad ha traído a las sociedades que la han asumido con seriedad y de forma continuada. Basta ver los avances en crecimiento económico y reducción de la pobreza que muestran los países latinoamericanos que la han adoptado, con sus matices, en los últimos diez y veinte años. En contraste, la situación de gobiernos intervencionistas, como los de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Argentina u Honduras, es la expresión viva de las carencias y la incertidumbre. Los que hoy hablan de los fallos del mercado, pronto verán en su esplendor los fallos del Estado.

Precisamente gracias al mercado, hoy América Latina está mejor preparada para enfrentar la crisis: su sistema financiero es mucho más sólido, el déficit se encuentra bajo control y se detuvo la inflación desenfrenada, los cuales son algunos de los exitosos resultados de las reformas modernizadoras de los últimos diez años.

La crisis actual tiene su explicación: fue producto de las pésimas políticas populistas, monetarias y regulatorias adoptadas por los gobiernos norteamericano y europeos. También tiene su raíz en los resquicios que algunos empresarios mercantilistas encontraron, aprovechando la manipulación de los mercados que los Estados de esos grandes países aplicaron a sus economías.

Pero lo que no puede afirmarse con un mínimo de seriedad, es que este embate y extralimitación terrible de poder y la acción depredadora de empresarios parásitos de los gobiernos sean el resultado de aplicar los valores de la sociedad abierta o el liberalismo. En general, falló el Estado, no el mercado.

En contraste, la crisis nos enseña a los latinoamericanos que, por primera vez en mucho tiempo, estamos mejor preparados para enfrentar los problemas, que las políticas de largo plazo rinden frutos, que la libertad da resultados en términos de bienestar para su población y equilibrio para sus economías. Podemos ver que hay tormenta fuerte, sí, pero que el rumbo ha sido el correcto.

La economía de mercado impulsada por las reformas es la que mayor bienestar y prosperidad ha traído a las sociedades de la región. Basta ver los avances en crecimiento económico y reducción de la pobreza que muestran los países latinoamericanos que la han adoptado en los últimos lustros.

Sin embargo, si bien las reformas en la región han sido muy grandes, son todavía insuficientes frente a las décadas de derroche estatal, falta de responsabilidad política, de manía estatista de las burocracias nacionales y de la gran pobreza y desigualdad que ha sido consecuencia de todo lo anterior. Por ello, las organizaciones integrantes de la Red Liberal de América Latina (RELIAL), creemos que es la hora de aprovechar la oportunidad que toda crisis trae y terminar con la tarea.

En lugar de ver con creciente distancia al mercado, la crisis actual es el momento justo para que las autoridades aceleren la liberalización y abran paso a una mayor flexibilidad en las economías.

Sin embargo, las difíciles condiciones imperantes no deben ser un pretexto para distraernos de otro tema esencial: combatir todo autoritarismo, todo abuso, toda extralimitación de los gobiernos. Los casos de Venezuela, Bolivia y Nicaragua son los peores ejemplos al respecto: autoritarismos que ya son dictaduras. Pero no son, ni de lejos, los únicos. En la medida en que el autoritarismo de los gobernantes esté consentido o al menos, sea convenientemente ignorado, en esa misma medida los latinoamericanos estaremos arriesgándonos a regresar a los peores momentos de nuestra historia.

Para evitarlo, es momento de poner en práctica mucha de la energía, la seriedad y la valentía que los latinoamericanos hemos logrado acopiar en otros momentos.   
 
En tal sentido, la Red Liberal de América Latina (RELIAL) formula votos para que, junto al reto planteado, tanto las autoridades como las sociedades civiles de nuestros países aceleren el proceso de reformas que protegerán aún más a nuestras economías de la crisis internacional, e intensifiquen el deslinde y denuncia a todo autoritarismo en la región.


Panamá,  22 de octubre de 2008

  Bookmark and Share

ARTICULOS

Artículos recientes

Llegaron los SiSiS

Por: Adonis Sequeira


El alto costo de la negligencia

Por: Bryan Brennan Arrieta


Hacer robando o robar haciendo

Por: Roberto Brenes P.