Artículos

14/02/2018

Índice Mundial de Libertad Electoral 2018. Una mirada al estado de las democracias

Por: Bryan Townshend B.

El índice de Libertad Electoral es una iniciativa de la Fundación por el Avance de la Libertad,   en colaboración con la Universidad Autónoma de Chile, y consiste en una medición científica y detallada de la libertad que tiene la población de un país para poder elegir a quienes vayan a liderar el gobierno, así como para poder exigir cambios en funcionarios (incluyendo al propio mandatario) y poder hacer parte del cuerpo que se encarga de la toma de decisiones, incluyendo el cargo presidencial.

El índice analiza  cincuenta y cinco variables y midió a 198 países.  Como aspectos  principales para poder medir la libertad electoral se emplearon los siguientes puntos:

·         Índice de Desarrollo Político (IDP): valiendo el 10% del total este se encarga de medir el desarrollo económico, el nivel político y jurídico. 

·         Índice de Libertad de Sufragio Activo (ILSA): conforma el 30% del total de puntos y mide cuales son las posibilidades de acción en cuanto a poder votar y cuántas restricciones se dan. Se incluye el censo electoral y el recuento de votos.

·         Índice de Libertad de Sufragio Pasivo (ILSP): conforma el 30% del total, aquí se ve reflejado cuan fácil es poder ser parte de las opciones a elegir así como las barreras que hay y la desigualdad en el valor del voto de los electores.

·         Índice de Empoderamiento del Elector (IEE): conforma el 30%, en esta categoría están los indicadores que miden  la elección efectiva (que se refiere  a una elección que cumple honesta y eficazmente a sus electores)  del jefe del estado, el jefe de gobierno y la cámara parlamentaria principal, además de capacidad de los electores de revocar los mandatos, la libertad de participación política, el poder que se les confiere al gobierno y todos sus funcionarios: Presidente, vicepresidente, ministros, diputados, jefe de gabinete o jefe del parlamento según el país, rey (en caso de monarquía); cualquier persona perteneciente al gobierno.

Los diez países con menor libertad electoral son, Brunei con un puntaje de 198 en la última posición, es decir es el menos libre; le siguen Arabia Saudí (197), Tailandia (196), Qatar (195) y Eritrea (194), Sudán del Sur (193), China (192), Omán (191), Corea del Norte (190) y Emiratos Árabes Unidos (189). Estos países sufren, según el Pew Research Center, restricciones a la libertad religiosa “altas” (Qatar, Oma?n, los Emiratos Árabes Unidos o Cuba) o “muy altas” (China, Eritrea, Arabia Saudí? y Brunei).

 

La comparación entre la libertad electoral y la libertad moral nos da luz a que los pai?ses con religio?n de Estado o con un sistema comunista coinciden en ambos índices, destacando el pésimo desempeño de Arabia Saudí?, último país en libertad moral y penúltimo en libertad electoral.

 

En los diez primeros puestos del ranking se constata el predominio de países occidentales y anglosajones, o en la esfera de influencia anglosajona: Irlanda (1o), Australia (5o), la Repu?blica Dominicana (8o) y el Reino Unido (9o). También destaca la presencia de tres pai?ses no?rdicos: Islandia (2o), Finlandia (4o) y Dinamarca (6o). Completan las diez primeras posiciones Suiza (3o, empatada en puntuación con Islandia), un país mediterra?neo (Portugal, 7o) y una de las tres repúblicas bálticas (Lituania, 10a).

 

En América Latina se destacan de manera muy positiva, República Dominicana (8), dos países del Cono Sur: Uruguay (12) y Chile (17).  “Este último, en concreto, ha impulsado recientemente (2015-16) su libertad electoral disminuyendo las barreras para crear partidos, promoviendo la competitividad electoral para el parlamento y favoreciendo a las candidaturas independientes al aumentar el número de parlamentarios y sustituir el sistema binomial (sucedáneo del Voto Único No Transferible y empleado en países no democráticos como la Polonia socialista) por un sistema proporcional con fórmula D’Hondt”, destaca el Informe.

 

Una vez visto el panorama mundial, destacamos que Panamá ocupa la posición 27, calificada como “aceptable”, según la calificación dada por el IMLE, cumpliendo con las características de un país con buena libertad electoral, cerca de países como Colombia (22), Costa Rica (23), Suecia (24), Luxemburgo (25), Canadá (26) y Perú (28). 

Conoce más del Índice Mundial de Libertad Electoral 2018 en  bit.ly/2BzenCp

El autor es miembro de la Fundación Libertad


  Bookmark and Share

ARTICULOS

Artículos recientes

Llegaron los SiSiS

Por: Adonis Sequeira


El alto costo de la negligencia

Por: Bryan Brennan Arrieta


Hacer robando o robar haciendo

Por: Roberto Brenes P.